HORARIO

Centro veterinario desde el año 1983
HORARIO: Lunes a Viernes: 10:00 a 14:00 - 17:00 a 20:00 // Sábado: 10:00 a 14:00 // Domingo y Festivo: 11:00 a 13:00 - Urgencias veterinaria 676 086 086

Síguenos

31 diciembre, 2015

FELIZ AÑO NUEVO 2016



EL CENTRO VETERINARIO LEUKA OS DESEA UN FELIZ AÑO NUEVO 2016 !!!!!

CENTRO VETERINARIO LEUKA ALICANTE
C/ PROSPERIDAD 12 
TLF: 965 18 58 58 - 965 18 58 59

URGENCIAS: 676 086 086

28 diciembre, 2015

Cesta de Navidad del Centro Veterinario Leuka

Aurelio Perez y Juan Carrasco
Os presentamos a Aurelio Perez de San Vicente, el afortunado ganador de la Cesta de Navidad que regalamos el Centro Veterinario Leuka con un sorteo de una rifa gratuita que dimos a todos nuestros clientes, que cuyo número coincidía con las tres últimas cifras del gordo de la navidad. El ganador fue el Nº 140 . Felicidades Aurelio, te deseamos que disfrute la cesta con tu familia y amigos y te deseamos Feliz Año Nuevo 2016 !!!!







EL CENTRO VETERINARIO LEUKA OS DESEA UN FELIZ AÑO NUEVO 2016 !!!!!

CENTRO VETERINARIO LEUKA ALICANTE
C/ PROSPERIDAD 12 
TLF: 965 18 58 58 - 965 18 58 59

URGENCIAS: 676 086 086

24 diciembre, 2015

FELIZ NAVIDAD !!!



EL CENTRO VETERINARIO LEUKA ALICANTE - OS DESEA FELIZ NAVIDAD !!




CENTRO VETERINARIO LEUKA 
C/ PROSPERIDAD 12 - ALICANTE 03010

TEL: 965 18 58 58 - 965 18 58 59 

URGENCIAS 676 086 086

18 diciembre, 2015

¿Cómo Juegas con tu perro?



Millones de personas de todo el mundo conviven en su casa con un amigo de cuatro patas y una cola que se menea, y muchos pasan parte de su tiempo jugando juntos. Mientras que el juego de un perro con otro perro han sido estudiado ampliamente, el juego de un perro con una persona, adquiere una forma diferente y parece que tiene reglas diferentes, y no ha atraído tanto la atención de los estudiosos. En el Centro Veterinario Leuka estamos investigando las diferentes maneras en que las personas y los perros juegan juntos y que comportamientos utilizan. Estamos buscando voluntarios, necesitamos tu ayuda y la ayuda de tu perro.

Las Conductas del juego empiezan pronto en la vida de un perro. Desde las tres semanas en adelante, los cachorros muestran comportamientos como la lucha libre, revolcarse, morder y la caza recíproca.

Los Cánidos sociales, como los lobos y los perros, juegan antes en la vida que aquellos que son menos sociales, como los coyotes. Para un animal supersocial como los perros, el juego aparece para ayudarles a aprender las habilidades sociales como la inhibición de la mordida, y que estos están practicando las conductas que van a utilizar a lo largo de sus vidas.

Puesto que el juego incorpora comportamientos que también se encuentran en las interacciones agresivas de lucha, perseguir y morder, los perros necesitan una manera de dejar que otros perros puedan saber que es la hora de jugar, estos no luchan contra el tiempo. Si alguna vez has visto a un perro que parece emular un balancín, la grupa alta en el aire con las extremidades anteriores impulsandose desde el suelo, está buscando una reverencia del juego, es una de una serie de conductas que indican la intención lúdica de un perro. Otras señales incluyen un juego de límite entre un perro y otro perro de una manera exagerada, una "visualización de la boca abierta", y la cabeza inclinada.

El juego de un perro con otro perro es más similar a un episodio de los tres chiflados de lo que podría haber imaginado. Durante el juego, los perros utilizan comportamientos particulares para llamar la atención del otro perro. Cuando un perro no está prestando atención, o cuando hay una pausa en el juego, un perro va a representar un repertorio de gestos, para poder captar la atención, como la "mordida", “golpear con la pata" o "alejarse corriendo exageradamente." Y si la primera forma de captar la atención no funciona, el perro aumentara el espectáculo como un cómico golpeándose la cabeza.

Pero el juego de un perro con otro perro es sólo la mitad de la historia. Los perros que viven bajo nuestros techos miran a los seres humanos para cualquier número de cosas: alcanzar una pelota que hay debajo del sofá, abriendo las puertas y armarios, y por supuesto, el tiempo de juego.

A partir de unas previas investigaciones, sabemos que nuestro juego con los perros está matizado y es complejo, puede estar en cualquier momento rápido y furioso o lento y metódico. Puede incorporar pelotas, formas tontas de caminar, persiguiendo o tirando y, por supuesto, las maniobras engañosas.

Hablamos con los perros (y mucho) durante el juego, pero nuestras frases y selección de palabras tienden a ser repetitivas, similar a la forma en que hablamos a los niños: "Buap..buap..ale.ale..alee…, ¡ven! Dame la pelota…bonito.. suelta... Cógela... ¡Eso es! ¡Ven! Dame la pelota! "

Durante el juego, los objetos se vuelven interesantes para los perros cuando están en el poder de una persona, que es una de las razones que puede ser que sea muy difícil para un perro solo estar en el patio para jugar él sólo con una pelota. Los juegos de tirar con los seres humanos parecen ser por mantener el juego en marcha, no acerca de poseer el objeto. Y cuando los seres humanos utilizan señales para jugar como haciendo una reverencia y arremetiendo, los perros lo hacen de la misma manera, y el juego puede aumentar.

Pero con nuestros pulgares oponibles a mano, el tira y afloja, perseguir y traer es sólo el comienzo del amplio mundo de juegos de un perro con un humano. En el Centro Veterinario Leuka estamos catalogando todas las formas de cómo juega las personas con su perro, tradicional, original, creativa. Estamos pidiendo a los dueños de los perros que nos envíen vídeos cortos de su propio juego entre el perro con le persona. El Proyecto: Juega con tu perro, está abierto a cualquier persona, en toda España. Si usted vive con un perro, nosotros te queremos ver jugar con el.

Para participar, busque o realice un vídeo de 30-60 segundos de usted y su perro jugando en la forma que les gusta jugar juntos, y luego debe subir el vídeo a nuestra página de www.facebook.com/centroveterinarioleuka . Usted también está invitado a añadir una foto de usted y su perro en nuestro muro.

El juego entre usted y su perro puede tener un aspecto muy diferente del juego entre su vecino y su perro. Esta es una oportunidad para los amantes de los perros de todo el mundo que puede participar en la investigación científica sobre el comportamiento del perro.

También puede escribirnos y enviarnos sugerencias, fotos o vídeos a: doctorleuka@gmail.com

Gracias por participar.

Etólogo Canino Leuka: doctorleuka@gmail.com

Tlf: 66630 22 83

Centro Veterinario Leuka


C/ Prosperidad 12 03010 Alicante

15 diciembre, 2015

Master Class Gratuita de Psícología Canina



Master Class Gratuita de Psícología Canina

DOMINGO 20 DE DICIEMBRE A LAS 11:00

-Técnicas y Métodos de Adiestramiento, básicas y avanzadas.
-Métodos: cognitivo, positivo, condicionamientos clásico y instrumental u operante.
-Etología canina.
-Psicología canina.
-Psicología e inteligencia animal.
-Etonología (razas y características).
-Últimos avances de neuropsicología canina aplicada al adiestramiento.

Adiestramiento de perros. Educación Canina. Adiestramiento en positivo. Modificación de conducta. Terapias alternativas a los problemas de comportamiento. Miedo estrés y agresividad. Ansiedad por separación. Perros destructivos. Educación canina para que el perro se sienta más seguro y confiado. Socialización del perro y refuerzo del vínculo entre él y su dueño. Conoce el origen de su comportamiento para orientarlo correctamente. Corrige la motivación que genera la conducta inadecuada. Enseña temprano a tu cachorro para que crezca sano y sociable. Cómo jugar, diferentes juegos y juguetes según ra o mestizos. Especialista en tratamiento a perros adoptados. Tratamiento de Trastornos.

Master Class impartida por nuestro Etólogo especialista en comportamiento canino con mas de 23 años de experiencia y 11.000 perros tratados.

Para reservar plaza con perro o sin perro puedes llamar o escribir a:

Whatsapp Telf: 666 30 22 83       e-mail: doctorleuka@gmail.com    

LUGAR: CENTRO VETERINARIO LEUKA
       
CALLE  PROSPERIDAD 12 - 03010 ALICANTE



14 diciembre, 2015

Mi perro se come la caca - La Coprofagia en los perros

La coprofagia en perros Definición

Se trata del comportamiento que tienen nuestros animales cuando se comen las heces. En la naturaleza hay especies que practican este tipo de actos habitualmente, como es el caso de los conejos, en los que realizan la digestión en dos veces por lo que la coprofagia es necesaria para asimilar todos los nutrientes siendo fundamental para su alimentación.

En el caso de nuestros perros, es una conducta que tienen solo bajo determinadas condiciones, pudiendo tratarse de ingestión de material fecal propio o de otros animales. Suele ser además un hábito que desagrada mucho a los propietarios de perros, y es motivo en muchas ocasiones de consulta en la Clínica Veterinaria.

Tipos

Existen diferentes tipos de coprofagia:

1-Autocoprofagia: animal que se come sus propias heces.

2- Coprofagia intraespecífica: animales que comen heces de otros dentro de su misma especie.

3-Coprofagia interespecífica: animales que comen heces de otras especies.

Causas

Las causas más frecuente de coprofagia en los perros son:

1- Llamar atención: tienen este tipo de comportamiento para llamar nuestra atención, aunque sea para que los regañemos.

2- Curiosidad: se produce en cachorros que por curiosidad exploran su entorno y pueden descubrir el sabor apetecible de las heces de otros animales alimentados con otra dieta. Es habitual en los perros la ingestión de heces de los gatos con los que comparten espacio en la misma casa.

3- Problemas digestivos: en perros que hacen heces blandas o diarreas aisladas, persisten en ellas nutrientes sin digerir por lo que al detectarlos, las ingieren de nuevo para digerirlos completamente. Esto se suele dar sobre todo en cachorros.

4- Aburrimiento: animales que pasan muchas horas solos o que no se les dedica la suficiente atención.

5- Ansiedad: animales que padecen mucho estrés por diversos motivos pueden tener este tipo de hábitos.

6- Limpieza: los animales distinguen zonas sucias de zonas limpias, por lo que algunos perros ingieren material fecal para mantener limpio su hábitat.

7- Instinto: algunas madres comen las cacas para quitar el olor y evitar así la presencia de posibles predadores.

8- Alimentación: en casos extremos en los que los animales no tienen suficiente comida pueden desarrollar este tipo de comportamientos.

9- Nutrición: hay casos de animales que no asimilan el pienso que les administramos por lo que pueden padecer deficiencias vitamínicas y minerales que desencadenen este comportamiento.

10- Patologías: casos de perros adultos que de forma repentina desarrollan coprofagia deberán acudir a su Veterinario habitual para descartar posible patologías como insuficiencia pancreática exocrina para valorarlo tratarlo adecuadamente.

Para los dueños de perros que tienen este tipo de hábitos tan desagradables, es muy difícil entender lo que para nuestros perros es algo natural; la primera impronta comportamental que tienen los perros nada más nacer es que sus madres les limpian sus cacas cuando son cachorros comiéndoselas.

Tratamiento

1- Comportamental: Deberemos intentar dedicarles más tiempo y mejorar su espacio en la medida de lo posible para evitar la aparición y desarrollo de éste tipo de comportamientos y otro tipo de estereotipias o comportamientos inapropiados. La educación siempre debe ser a través del refuerzo positivo. No es recomendable regañarles cuando se coman sus heces para evitar que se refuerce esta conducta y desarrollen estas conductas para llamar nuestra atención.

2- Ambiental: Algunos adiestradores recomiendan echar alguna sustancia desagradable para ellos sobre las heces y aumentar la frecuencia de recogida de las heces para evitar que tengan acceso a ellas.

3- Médico: Tanto en el caso de animales adultos como cachorros que desarrollen este tipo de hábitos, deberán someterse a una revisión veterinaria completa para descartar diversas patologías y tratarlas si es necesario: diarreas, pancreatitis, insuficiencia pancreática exocrina, síndrome de mal absorción. En ocasiones desaparece esta conducta al administrar encimas digestivas con la dieta de nuestros perros.

4- Nutricional: Solemos recomendar un cambio en la marca del pienso que comen nuestros animales por si se tratara de un problema particular de asimilación de nutrientes, así como complementar su dieta con un con vitaminas durante algún periodo de tiempo.

Tratamiento preventivo

Será importante desparasitar frecuentemente a nuestros animales para evitar que por este tipo de comportamientos tengamos riesgo de que desarrollen parasitosis intestinales.
Los veterinarios recomendamos desparasitar cada 3 meses de rutina a todos nuestros animales domésticos para disfrutar de ello con total seguridad para toda la familia.

Si observas este tipo de comportamiento en tus animales no dudes en acudir al veterinario para que realice una revisión que descarte posible existencia de patologías que la estén originando.


Centro Veterinario Leuka

13 diciembre, 2015

La insuficiencia cardíaca congestiva canina


Antes de hablar de la insuficiencia cardíaca congestiva canina, primero vamos a explicar cómo funciona el corazón de los mamíferos. El corazón es una bomba que se encarga de mover la sangre a través de la red de los vasos sanguíneos que se encuentran en el cuerpo. En realidad, son dos bombas, una en el lado derecho y otra a la izquierda. El lado derecho del corazón es una bomba más pequeña, con menor presión que recibe sangre del cuerpo y la entrega a los pulmones, donde la sangre da el dióxido de carbono y se repone con el oxígeno. El lado izquierdo del corazón es una bomba más grande, más muscular y opera a una presión mucho mayor. Recibe la sangre oxigenada desde los pulmones y lo transporta de nuevo al cuerpo. Este ciclo continúa sin parar durante la vida.

Cada bomba contiene dos cámaras. La primera cámara, llamado el atrio, es una zona de espera para la cámara principal de bombeo llamado el ventrículo. Estas cámaras están separadas por una válvula que impide el reflujo de la sangre durante la contracción del ventrículo. Las válvulas adicionales se encuentran en los vasos que llevan la sangre de los ventrículos. Estas válvulas también impiden el reflujo de la sangre.

¿Qué es la insuficiencia cardíaca congestiva?

La insuficiencia cardíaca congestiva es un término médico amplio que significa que el corazón de un perro no puede suministrar suficiente sangre a su cuerpo. Esta condición puede ser causada por una falla en el lado izquierdo, el lado derecho o ambos lados del corazón.

Cuando el corazón empieza a fallar, el organismo puede compensar para asegurarse que los tejidos reciban la sangre y el oxígeno que necesitan. A medida que la enfermedad cardíaca aumenta en severidad, estos mecanismos compensatorios pasan a ser abrumados. El corazón es entonces incapaz de bombear cantidades adecuadas de sangre, por lo que se acumula líquido en el cuerpo, causando congestión. En la insuficiencia cardíaca izquierda, se retiene líquido en los pulmones. En la insuficiencia cardíaca derecha, el líquido se acumula en el abdomen.

La insuficiencia cardiaca congestiva puede ocurrir en cualquier momento, pero ocurre más a menudo en perros de mediana edad así como en perros más viejos. Boxers, Doberman y Cocker Spaniel pueden ser genéticamente predispuestos a ciertos tipos de insuficiencia cardiaca.

¿Qué causa la insuficiencia cardíaca congestiva?

Mientras que muchas condiciones pueden conducir a la insuficiencia cardíaca congestiva en perros, una de las causas más comunes es la miocardiopatía dilatada. En esta condición, las cámaras del corazón se agrandan, lo que debilita las paredes musculares de modo que estas son incapaces de bombear cantidades adecuadas de sangre al cuerpo. Como resultado, el líquido se puede represar en los pulmones dificultando la respiración, o en el abdomen dando al perro un aspecto barrigón.

Otras causas de la insuficiencia cardiaca congestiva en perros incluyen:

-Deficiencias de las válvulas cardíacas
-Defectos en las paredes del corazón
-Acumulación de líquido en el saco que rodea al corazón
-Alteraciones del ritmo cardíaco
-La enfermedad del gusano del corazón
-Aumento de la presión arterial
-Endocarditis (infección de las válvulas del corazón)
-Tumores
-Embarazo

¿Cuáles son los signos de esta afección?

En las primeras etapas de la insuficiencia cardíaca congestiva, su perro puede no mostrar signos en absoluto. A medida que la enfermedad progresa, los signos pueden incluir:

-Tos
-Dificultad o respiración rápida
-Intolerancia al ejercicio
-Debilidad o letargo (cansancio)
-Desmayos
-Encías gris o azul
-Distensión abdominal
-Colapso
-Muerte súbita

¿Qué pruebas de diagnóstico pueden ser necesarias?

Para determinar la causa de la insuficiencia cardíaca congestiva, su veterinario puede recomendar una serie de pruebas, tales como:

-Exámenes de sangre, incluyendo pruebas para detectar el gusano del corazón
-Radiografías de tórax (o rayos X) para evaluar el corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones
-Un electrocardiograma (ECG)
-Un ecocardiograma (un examen de ultrasonido para evaluar la estructura del corazón y su funcionamiento)
-Pruebas de presión arterial

¿Cómo se trata la insuficiencia cardíaca congestiva?

En algunos casos, tales como la insuficiencia cardíaca congestiva causada por la enfermedad del gusano del corazón, el tratamiento de la afección subyacente puede resolver todos o algunos de los problemas del corazón. Si el problema es causado por una condición congénita (un defecto del corazón que el perro ha tenido desde su nacimiento), la reparación quirúrgica puede ser una opción. En la mayoría de los casos, sin embargo, el problema no se puede curar, pero el tratamiento puede ayudar a mejorar la calidad y duración de la vida del perro.

Los perros con insuficiencia cardíaca congestiva grave pueden requerir hospitalización inicial y terapia de oxígeno. Si hay presencia de líquido en el abdomen, es posible que este tenga que ser removido para que su mascota se encuentre más confortable.

Hay muchos medicamentos que su veterinario puede recomendar para ayudar a reducir la acumulación de líquidos, mejorar la función del corazón y / o normalizar el ritmo cardíaco. Su veterinario le informará de cada medicamento y sus efectos secundarios potenciales. Una dieta baja en sodio también se puede recomendar para ayudar a minimizar la acumulación de líquido.


La mayoría de los perros con insuficiencia cardiaca congestiva necesitan medicamentos por el resto de sus vidas. A menudo se necesitan pruebas periódicas de sangre, radiografías, y ecocardiogramas para monitorear el éxito del tratamiento y la progresión de la enfermedad.

Si usted tiene dudas con su perro, puede pedirnos cita en nuestro centro veterinario para un examen completo a su perro.

Centro Veterinario Leuka 

Telefonos: 965 18 58 58 - 965 18 58 59 

12 diciembre, 2015

Enfermedad del Tracto Urinario Inferior de los Felinos

¿Qué es la Enfermedad del Tracto Urinario Inferior de los Felinos?

La enfermedad del tracto urinario inferior de los felinos (ETUIF) describe una variedad de condiciones que afectan la vejiga y la uretra de los gatos. Por lo general, los gatos que son afectados con esta enfermedad presentan dificultad y dolor al orinar, mayor frecuencia para orinar, y sangre en la orina. Los gatos que presentan este padecimiento también tienden a lamerse de manera excesiva y pueden orinar fuera de la caja de arena, a menudo en superficies frías y suaves como mosaicos o bañeras.

Aunque esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad, generalmente afecta a gatos de edad media y con sobrepeso que hacen poco ejercicio, que utilizan una caja de arena en el interior de la casa, que tienen poco o nulo acceso al exterior, o que consumen una dieta seca. Ciertos factores como estrés emocional o ambiental, familias con varios gatos, y cambios bruscos en la rutina diaria también pueden incrementar el riesgo de que un gato desarrolle ETUIF.

Los principales síntomas de la enfermedad del tracto urinario inferior de los felinos incluyen:

• esfuerzo para orinar

• orinar en pequeñas cantidades

• intentos frecuentes y/o prolongados para orinar

• llanto al orinar

• lamerse en exceso en la zona genital

• orinar fuera de la caja de arena

• sangre en la orina

Tenga en cuenta que los gatos que sufran obstrucción uretral (una obstrucción en la uretra, la cual es el tubo que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior) también presentarán estos síntomas pero orinarán muy poco o nada y estarán cada vez más adoloridos. La obstrucción uretral se presenta con mayor frecuencia en gatos que en gatas ya que éstos cuentan con una uretra más larga y estrecha. Una obstrucción uretral es una emergencia y requiere tratamiento veterinario inmediato.

¿Cómo se diagnostica la ETUIF?


Aunque la ETUIF tiene muchas causas, puede ser difícil de diagnosticar. En base a los síntomas de su gato, su veterinario realizará un examen físico y muy probablemente llevará a cabo un análisis de orina para evaluar el pH y la concentración y presencia de cristales, sangrado, inflamación e infección. Si la causa no se ha identificado aún, podría ser recomendable realizar pruebas como cultivo de orina, rayos-x, pruebas sanguíneas y otros exámenes de orina adicionales.

¿Cuáles son las causas de la ETUIF?

Urolitiasis (Cálculos Urinarios)

Una de las posibles causas de la ETUIF es la formación de cálculos urinarios, lo que se conoce como urolitiasis, en la vejiga y/o uretra. Se trata de acumulaciones de minerales que se forman en el tracto urinario de los gatos. Por lo general, es necesario realizar una prueba de rayos-x o de ultrasonido para diagnosticar cálculos urinarios. Los urolitos más comunes son los oxalatos de calcio y los cálculos de estruvita (magnesio, amonio y fosfato). Aunque puede recetarse una dieta específica para disolver los cálculos de estruvita, los cálculos de oxalato de calcio necesitarán ser retirados por medio de cirugía. Si dicha dieta falla, o los cálculos se forman nuevamente, entonces también será necesaria una cirugía para retirar los cálculos de estruvita.

En las gatas, también es posible que el veterinario ayude a evacuar los cálculos irrigando su vejiga con líquidos estériles, o también puede retirar los cálculos pequeños de la vejiga utilizando un cistoscopio, una vez que el animal haya sido anestesiado. Posteriormente, el veterinario podrá recomendar medicamentos o
cambios en su dieta después de la cirugía para ayudar a evitar que el problema se presente de nuevo.

Infección Urinaria

La infección del tracto urinario de su gato por bacterias, hongos, parásitos o posiblemente hasta virus, pueden causar signos de ETUIF. Aunque las infecciones bacterianas son más comunes que las micóticas, parasitarias o virales, aún siguen siendo relativamente poco comunes en gatos. Si se detecta una infección, probablemente su veterinario busque otra enfermedad o problema que haya puesto a su gato en riesgo de infección. Por ejemplo, los urolitos y la diabetes pueden incrementar el riesgo de infección del tracto urinario. En los gatos jóvenes, las infecciones de la vejiga son causantes de la ETUIF en menos de un 5% ya que el contenido y la concentración de ácido en su orina evita las infecciones.

Enfermedades como insuficiencia renal y la diabetes son más comunes en gatos mayores de 10 años de edad, y alteran la acidez y concentración de la orina, dando como resultado un mayor riesgo de infección en estos gatos. La infección del tracto urinario es una causa relativamente común de la ETUIF en gatos viejos, seguida por los urolitos. A menudo, el tratamiento para las infecciones urinarias depende de la gravedad y los organismos causantes de la infección, y puede incluir terapias de irrigación, acidificadores urinarios y/o antibióticos.

Obstrucción Uretral

El problema más serio asociado con la función urinaria es cuando la uretra de un gato se bloquea de manera parcial o total. Estos gatos se esfuerzan para orinar y producen muy poca orina o nada. Puede parecer que el gato está estreñido y se esfuerza para defecar, pero a menudo, el esforzarse en la caja de arena es señal de una obstrucción uretral. La obstrucción uretral es una condición que pone en riesgo la vida, la cual es causada por cálculos uretrales o por tapones uretrales (éstos últimos están hechos de un material suave que contiene minerales, células y proteína de apariencia mucosa).

Los gatos machos (esterilizados o no) tienen mayor riesgo de una obstrucción uretral que las hembras ya que su uretra es más grande y estrecha. Esta es una verdadera emergencia médica, y cualquier gato con sospecha de que sufre esta condición deberá recibir atención veterinaria de inmediato. Una vez que la uretra se obstruya completamente, los riñones ya no podrán eliminar toxinas de la sangre ni mantener un balance de fluidos y electrolitos en el cuerpo. Sin un tratamiento, el paciente morirá cuando estos desbalances provoquen un infarto, generalmente en menos de veinticuatro a cuarenta y ocho horas.

El tratamiento para esta condición involucra eliminar la obstrucción, que por lo general se logra irrigando una solución estéril a través de un tubo estrecho colocado dentro de la uretra. Una vez eliminada la obstrucción, el tratamiento posterior dependerá de la condición del gato. La deshidratación y los desbalances de electrolitos son tratados con terapia de fluidos suministrados por vía intravenosa. Se pueden suministrar antibióticos para evitar o tratar la infección, y en ocasiones se recomiendan medicamentos que ayuden a restaurar las funciones de la vejiga.

En el caso de los gatos que continúen presentando obstrucción uretral, independientemente del tratamiento médico recibido, existe un procedimiento quirúrgico llamado uretrostomía perineal. Ya que los efectos secundarios incluyen sangrado, estrechamiento del sitio de la cirugía, incontinencia urinaria, y una mayor incidencia a infecciones del tracto urinario, esta cirugía es generalmente considerada sólo como un último recurso.

Cistitis Idiopática Felina

La cistitis idiopática felina (CIF), también conocida como cistitis intersticial, es el diagnóstico más común en gatos menores de 10 años de edad que padecen la enfermedad del tracto urinario inferior. La enfermedad no es aún totalmente comprendida y puede involucrar varios sistemas del cuerpo además del sistema urinario. La cistitis idiopática felina es un diagnóstico de exclusión, lo que significa que es un diagnóstico realizado después de haber descartado todas las enfermedades que pudieran haber causado síntomas similares. No existe una prueba específica para diagnosticar la CIF. El estrés y los cambios en la dieta pueden incrementar el riesgo de padecer CIF. Alrededor de 40-50% de los gatos sufrirán de otro episodio de CIF dentro de un año, pero los veterinarios no tienen la capacidad de predecir qué gatos sufrirán dicha recaída.

La enfermedad puede ser crónica y además muy frustrante para el gato, el dueño y el veterinario. Las metas actuales del tratamiento de la CIF en los gatos son la disminución de la gravedad y la frecuencia de los episodios. Existen numerosos tratamientos médicos que tienen diversos grados de éxito, pero a menudo el veterinario comenzará por tratar cualquier problema de comportamiento. Esto puede incluir la alimentación exclusivamente con comida enlatada y la reducción de estrés.

Otras Causas

Ciertas enfermedades, como la diabetes y el hipertiroidismo (hiperactividad de la glándula tiroides) pueden causar la enfermedad del tracto urinario inferior en los gatos.

Aunque son causas mucho menos comunes, la ETUIF también puede ser causada por tumores en el tracto urinario, anormalidades congénitas (defectos de nacimiento) o lesiones en el tracto urinario o en la médula espinal.

¿Qué puedo hacer en casa para evitar que la ETUIF se presente en el futuro?

Dependiendo de la causa de la ETUIF, los síntomas clínicos podrían no presentarse nuevamente o sólo ocasionalmente. Sin embargo, es más común que reaparezca con la CIF. Para ayudar a reducir las posibilidades de reaparación:

• Alimente a su gato con pequeñas comidas de manera frecuente.

• Consulte con su veterinario sobre el mejor régimen alimenticio para su gato. Muchas dietas comerciales pueden funcionar, pero algunas condiciones urinarias responden de mejor manera a dietas especializadas. De preferencia, se puede optar por la comida enlatada.

• Proporcione agua fresca y limpia en todo momento.

• Brinde un número adecuado de cajas de arena (por lo general, una más que el número de gatos en la casa) con el tipo de arena que el(los) gato(s) prefiera(n).

• Mantenga las cajas de arena en lugares tranquilos y seguros de la casa.

• Mantenga las cajas de arena limpias, deberían ser aseadas dos veces al día y cambiarse la arena cada semana (o con mayor frecuencia de ser necesario).

• Minimizar grandes cambios en la rutina.
• Reducir el estrés.

Para más información: Centro Veterinario Leuka

11 diciembre, 2015

Infección por Amebas en los Perros



Amebiasis canina

La Amebiasis es una infección parasitaria causada por un organismo unicelular conocido como una Ameba. La Amebiasis puede afectar a las personas, así como a los perros y a los gatos. Se encuentra con mayor frecuencia en las zonas tropicales y se puede ver en América del Norte.

Síntomas y Tipos

Hay dos tipos de la ameba parásita que infectan a los perros: la Entamoeba histolytica y la Acanthamoeba.

Entamoeba histolytica:

-Por lo general, una enfermedad asintomática

-Las infecciones severas pueden causar colitis, resultando en diarrea con sangre

-La diseminación hematógena (esta diseminación se realiza a través del torrente sanguíneo) causa daño y el fallo de los sistemas de los órganos más importantes. Los síntomas dependen del sistema de los órganos involucrados pero la muerte es el resultado más habitual.

Acanthamoeba:

-Causa la meningoencefalitis amebiana granulomatosa (inflamación del cerebro), resultando en falta de apetito, fiebre, letargo, secreciones en los ojos y la nariz, dificultad para respirar y signos neurológicos (incoordinación, convulsiones, etc)

Causas:

La Entamoeba histolyticus con mayor frecuencia se propaga a través de la ingestión de las heces infectadas de los humanos. Hay dos especies de Acanthamoeba que son de vida libre: A. Castellanii y A.culbertsoni. Estas especies se pueden encontrar en agua dulce, agua salada, el suelo y las aguas residuales.

-Los perros pueden infectarse al ingerir o inhalar agua contaminada con tierra o aguas residuales.

-La colonización de la piel del perro por Acanthamoeba puede ocurrir y puede ser una causa de infección.

-La colonización de la córnea del ojo por Acanthamoeba puede ocurrir y puede ser una causa de infección.

-La infección puede propagarse a través del torrente sanguíneo (diseminación hematógena).

-La infección de la nariz puede propagarse al cerebro.

Los perros jóvenes y los que están inmunodeprimidos son los más propensos a enfermarse.

EL diagnóstico

Pruebas de sangre (hemograma completo y el perfil químico de la sangre) y los análisis de orina (urinalysis) y se realiza generalmente aun que sean normales a pesar de la evidencia de la deshidratación, si está presente, se puede ver en estas pruebas.

Otras pruebas de laboratorio que su veterinario le puede recomendar son:

-Las biopsias de colon obtenida por colonoscopia (examen del colon con un alcance largo y cilíndrico con una luz.) Las biopsias pueden revelar daños en el revestimiento intestinal y trofozoítos (una etapa en el ciclo de vida del organismo infectante.)

-Un examen fecal en busca de trofozoítos. Los trofozoítos pueden ser difíciles de encontrar en las heces. Los colorantes especiales se utilizan a menudo para aumentar la visibilidad.

-Líquido cefalorraquídeo central (LCR). Las infecciones que afectan la forma de meningoencefalitis de la enfermedad pueden mostrar anormalidades, incluyendo un recuento elevado de glóbulos blancos, niveles anormales de proteína y xantocromía.

-Resonancia magnética del cerebro puede mostrar granulomas en forma meningoencefalitis.

-Biopsias cerebrales.

El Tratamiento


El metronidazol se usa para controlar los síntomas de la colitis y es generalmente exitoso. Sin embargo, las formas sistémicas de la enfermedad (es decir, infecciones que se propagan a través del torrente sanguíneo) suelen ser fatal a pesar del tratamiento, aunque el tratamiento sintomático se puede intentar.

Centro Veterinario Leuka

10 diciembre, 2015

El Perro con el Bebé, el niño y el adolescente



En la actualidad ya no hay por qué insistir en las razones que pueden justificar la presencia junto a los niños de un animal, en particular el perro. En todo caso, frente a las ventajas que ello representa siempre se podrá alegar el peligro de accidente con sus dramáticas secuelas. Y como la reputación del perro puede quedar entre dicho, resulta imposible tratar las relaciones entre el niño y el perro sin abordar el problema de los accidentes.

Todo Empieza Por La Comunicación

En realidad, entre el niño y el perro todo se reduce a una cuestión de comunicación, pues es en la comunicación lo que permite establecer la relación entre el niño y el perro, y una parte esencial de esa relación está constituida por lazos afectivos. Por otra parte, está claro que el desarrollo del lenguaje en el niño condiciona la existencia de diferentes períodos en esa relación.

La Primera Infancia

Cuando el Bebé llega al hogar, el perro no lo considera como un miembro del grupo. El perro experimenta la presencia del niño fundamentalmente en función del hecho de que las actividades de la familia se centran ahora en el recién llegado. A los padres corresponde integrar rápidamente el Bebé o preparar su integración en el grupo, haciendo participar al perro en los cuidados que se prodigan al Bebé.

La relación Perro-Bebé aparecerá progresivamente en su profundidad efectiva cuando el niño empiece a explorar su entorno y a comunicar sus emociones. Durante dicho período se producen los primeros contactos físicos y entonces es cuando los padres deben velar por que no se produzcan accidentes, siempre graves, sobre todo cuando el Bebé anda a cuatro patas. En efecto, las relaciones que el perro pueda entablar con el Bebé, cuyo comportamiento le sorprende, no tiene nada que ver con las que mantiene con sus dueños adultos. Mientras el Bebé no aprenda a comunicar con el perro y a decodificar sus mensajes, su incapacidad para inhibir sus movimientos pondrá al perro en una situación de miedo y , por lo tanto, en peligro de provocar una reacción incontrolada del tipo “Reacción Crítica”.


Aquí es cuando interviene la buena socialización y la “Participación” precoz del perro en las actividades del grupo relacionadas con el Bebé para prevenir cualquier peligro. Pues para un perro bien equilibrado, el Bebé y después el niño pequeño, son inhibidores de la agresividad, como antes lo fueron los cachorros. Así, que hay perros difíciles con los adultos que soportan sin inmutarse las trastadas de un niño; éste es el resultado normal de una socialización bien llevada y de un contacto bien establecido.


El nuevo Bebé tiene ciertamente gestos torpes y sus manifestaciones vocales suelen ser ruidosas y desconcertantes, pero si el perro se ha familiarizado con él y se han establecido rituales que permiten una comunicación eficaz, pronto se creará una relación afectiva muy intensa. Las mímicas y las posturas del Bebé y después del niño pequeño serán decodificadas por el perro igual que lo serán las series de ruidos tan expresivos que acompañan a ciertas emociones.

Esta comunicación desprovista de toda ambigüedad será más eficaz que la existente entre el perro y los adultos, en la medida en que a éstos les resulta muy difícil expresar sus reacciones afectivas a través de canales no verbales, ya que la educación que han recibido privilegia el verbal al que, precisamente, el perro no tiene acceso.

Evitar Los Accidentes

Está claro que muchas mordeduras se producen cuando el niño tiene entre ocho meses y dos años; en esta edad , el accidente sólo se puede evitar con una actuación preventiva. Los accidentes se producen a menudo cuando el niño, aunque se le tenga apartado, localiza el perro y lo sigue dando pequeños gritos de excitación y de alegría por todos los rincones donde aquel se esconde. La mordedura será tanto más importante cuanto más acosado y miedoso se sienta el perro.

A este período bastante delicado le sigue otro más tranquilo para todos los familiares (tanto los que han querido integrar al Bebé en el universo del perro como los que no lo han hecho) una vez que el niño, y el perro han anudado un lazo gracias al cual el primero está en situación de poder debido a la permisividad con que lo trata el perro. Entonces es cuando los padres deben limitar los excesos a que podría dar lugar la pasividad del perro.

Cuando el Niño se Hace Adolescente

Las dificultades aparecerán de nuevo durante la pubertad cuando el niño abandone su condición de tal y adquiera una autonomía total.

El perro se da cuenta del paso a la adolescencia gracias a las sustancias volátiles (las feromonas sexuales) que el joven emite. Al mismo tiempo, el adolescente intenta convertirse en un individuo socialmente activo para desprenderse de su estatuto de inactivo y sus primeros actos de autoridad serán a costa del perro.

Lo que esto generará conflictos. Pues ya no será posible que no se plantee ningún problema de prerrogativas como cuando el niño era para el perro un ser jerárquicamente aparte. El perro gruñirá y enseñará los dientes como muestra de malestar, y el joven quizá sufra por ello.

Para más información, o una consulta de un problema o ayudarle en el proceso de la introducción de un Bebé en un hogar con un perro, o un perro en un hogar con niños, puede escribirnos al correo; doctorleuka@gmail.com

Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com


Centro Veterinario Leuka

09 diciembre, 2015

Perros recién nacidos, postparto y lactancia

Los perros recién nacidos, aunque no pueden ver ni oír todavía, tiene ya muy desarrollado el olfato, gracias al cual encuentran las mamas de la madre y pueden alimentarse. Necesitan los anticuerpos contenidos en el calostro, que las glándulas mamarias segregan durante las primeras 24 o 48 horas que siguen al parto.

No sólo logran aferrarse con la boca a un pezón, sino que también presionan al mismo tiempo, con las patas delanteras, las mamas de la perra para que salga más leche. También están capacitados para chillar, de forma que la madre pueda acudir en su ayuda si por algún motivo se perdiesen.

Aparte de esto, dependen por completo de la madre, incluso para orinar y defecar, ya que la madre es quien se encarga de estimular estas funciones naturales a fuerza de lametones. Aunque a nosotros nos parezca repugnante, las madres ingieren todo lo que excretan sus crías, dejando la zona impecablemente limpia. Esta costumbre se originó en los tiempos en que los cachorros eran presas jugosas para otros predadores, y la madre debía eliminar cualquier rastro olfativo que pudiera revelar su paradero.

Es muy importante manipular correctamente a los cachorros correctamente desde el primer momento. Aunque nunca hay que sacar de su paridera a un recién nacido si no es absolutamente imprescindible, ya que esto alarmaría a la perra, sí hay que tocarlos, colocarlos con suavidad en las mamas y examinarlos uno a uno, porque de este modo ellos empiezan a acostumbrarse al olor y al tacto de los humanos, y su madre a tolerar que la gente rodee a sus cachorros sin ponerse nerviosa.

Cachorros con Problemas

A veces, uno de los cachorros chilla desconsolado y no parece integrarse entre la camada. Puede ser que no mame lo suficiente, y en ese caso hay que actuar con rapidez, porque es muy fácil que los recién nacidos se deshidraten. Para saber si se está deshidratado, puede tirar suavemente de su holgada piel de la nuca y observa si la piel vuelve de inmediato a su posición normal o desciende lentamente. En el primer caso, el perro estará bien, pero en el segundo puede estarse deshidratando. De todos modos, si tiene alguna duda lo mejor es que lo consulte con un veterinario.

Iniciar la Socialización

Durante las cuatro semanas que siguen al parto, los cachorritos crecen y se desarrollan a increíble velocidad. Abren los ojos, empiezan a oír cada vez mejor, y al cumplir cuatro semanas son criaturas ágiles e inquietas que no dejan de jugar entre sí ni de interesarse absolutamente por todo lo que les rodea. Llegado este punto adquiere especial protagonismo el desarrollo psicológico.

Ahora necesitan todo tipo de estímulos. Exponiéndolos a diferentes sonidos, como el ruido de la lavadora o la aspiradora por ejemplo, y colocándolos sobre superficies muy diversas, se va aumentando su mente, se les va introduciendo en el mundo real y van aprendiendo a enfrentarse a lo desconocido, una habilidad de la que tendrán que echar mano en el futuro.

Aunque algunos expertos aconsejan exponerlos ya al mundo exterior, es muy importante evitar el contacto con cualquier posible foco de infección. Déjese asesorar por un veterinario.

El Destete: Una Dura Lección

Pasadas unas cuatro semanas, más o menos, el celo materno de la perra normalmente se relaja y la madre empieza a desear de vez en cuando descansar un rato de sus crías. Entonces se inicia un proceso biológico de enorme valor educativo; el destete.

El destete es inevitable. Ninguna perra podría amamantar a sus crías durante toda la vida a expensas de su propia salud. Además, los cachorros se vuelven cada vez más exigentes y cada vez que la madre vuelve al nido la acosan entre todos, decididos a alimentarse eternamente a su costa.

Las perras normalmente comienzan el destete permitiéndoles mamar sólo un rato mientras la madre permanece en pie, y echando a andar cuando se cansan. Los cachorros se enfrentan por primera vez en su vida a una negativa, a un rechazo. Es una dura lección, pero también una lección muy importante.

Esta negativa va siendo cada vez más frecuente y las crías acumulan frustración y tratan desesperadamente de alcanzar las mamas. La perra se ve entonces obligada a ofrecerles una alternativa, que en el entorno natural consistiría en alimentos semidigeridos que la madre regurgitaría para sus cachorros y y en el hogar es el cuenco de papilla especial colocado oportunamente en el nido por el propietario.

Las buenas madres rechazan a los cachorros con dulzura, pero también con firmeza. La primera advertencia es una simple mirada. La segunda, un gruñido. Y si algún cachorro se atreviese todavía a insistir, lo apartaría a topetadas con el hocico, o incluso dando dentelladas al aire. La disciplina materna es esencial, ya que enseña a los cachorros que no siempre pueden salirse con la suya y los obliga a buscar una solución adaptándose a las nuevas situaciones, en este caso a un alimento alternativo.

Es tal vez la lección más importante de la vida y, como tal, los cachorros criados con biberón y los separados demasiado pronto de la madre con frecuencia no consiguen jamás afrontar con éxito los cambios incesantes que les depara la vida.

Notas Importantes;

Biberón O Nodriza

A veces, por diversos motivos, no es posible que la madre amamante a sus propios cachorros y hay que alimentarlos con biberón o buscarles una nodriza. Lo ideal, tanto por motivos de salud psicológicos, sería encontrar una perra con leche que los criase. Si la encuentra, puede convencerla de que amamante y cuide a sus cachorros frotando con las dos manos su cuerpo e inmediatamente después frotando el cuerpo de los cachorros para crear un vínculo olfativo entre ambos.

Alimentar a los cachorros con biberón no es sencillo y requiere mucho tiempo. Hay que utilizar un preparado lácteo especial y administrar la dosis adecuada cada dos o tres horas, incluidas las de la noche. La nodriza también debe ocuparse de estimular la micción y la deposición inmediatamente después de cada toma. Además, deberá también asesorarse para interpretar correctamente el papel de la madre en al destete, ya que los cachorros privados de la disciplina materna pueden convertirse en adultos demasiados excitables, indisciplinados, difíciles de adiestrar y con escasa habilidad en el trato con otros perros.

Cómo Destetarlos

-Aunque no hay una regla fija, lo más frecuente es iniciar el destete entre la tercera y la cuarta semana.

-Un buen pienso completo para los cachorros no es difícil de encontrar, y se digiere muy fácilmente. Es bastante concentrado y calórico para satisfacer las necesidades del crecimiento , contiene todos los nutrientes necesarios y no requiere suplemento alguno.

-Para servirlo, vierta agua tibia sobre el pienso, déjelo remojar y revuélvalo hasta que adquiera la consistencia de una papilla que se puedan ingerir a lametadas. Para animarlos a probar, puede mojar un dedo en esta papilla y dejarles que se lo laman o succionen, cada vez más cerca del plato. Retírelo 15 minutos después de servirlo, aunque queden restos.

-Cuando se hayan acostumbrado al nuevo alimento, vaya reduciendo gradualmente la cantidad de agua.

-Poco después deje siempre a mano un platito con pienso sin mezclar, a modo de tentempié entre las raciones normales.

-La ingesta diaria dependerá del tamaño y la raza. Déjele guiar por las indicaciones del envase, pero no las interprete al pié de la letra.

-Los cachorros ya no necesitan leche. De hecho, su ingestión podría causarles problemas digestivos como la diarrea, ya que poco después del destete el organismo del perro se vuelve incapaz de asimilar la lactosa.

Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com


Centro Veterinario Leuka

08 diciembre, 2015

Ciclo Vital del Perro, Infancia, Adolescencia y Vejez



Desde el día en que nace un cachorro se empiezan a notar cambios visibles. Crecen y evolucionan a una increíble velocidad, y es fascinante comprobar en apenas 12 meses pasan de ser las criaturas desvalidas de los primeros días a esos intrépidos jovencitos que nos cautivan sin cesar con sus diabluras. Cada día aprenden mil cosas nuevas; jugar, comunicarse, comprender el mundo que les rodea, etc..

El Recién Nacido

Los perros nacen sin poder oír y sin poder ver. Aunque están cubiertos de pelo, necesitan estar en contacto con la madre para mantenerse calientes y protegidos. En los primeros días, el principal órgano sensorial es el del olfato, lo que puede observarse fácilmente contemplando un cachorro recién nacido; su trufa y su morro son desproporcionadamente grandes en relación con el resto del cuerpo.

Desde el principio son capaces de moverse, regresando a la camada si se les aísla del grupo, y también de chillar para avisar a la madre de donde esta situado cuando tiene hambre.

Los cachorros recién nacidos no pueden orinar ni defecar por sí solos, ni tampoco regular su temperatura corporal, y dependen por completo de su madre, que con vigorosos lametones provoca la micción y la deposición; también con su propio cuerpo les proporciona el calor necesario.

Los perros nacen ya capacitados para hacer muchas cosas: los nervios craneales están ya totalmente desarrollados, y eso les permite mamar, tener sensibilidad en el morro, mantenerse en una posición e incluso enderezarse instintivamente. Se trata de un reflejo natural que se produce cada vez que se caen o se les da la vuelta, y consiste en ponerse de nuevo en una posición normal. Si se agarra por la holgada piel de la nuca a un cachorro recién nacido, éste encogerá de forma característica las patas y se mantendrá totalmente inmóvil.

Pero sólo hará esta acción de quedarse inmóvil durante los primeros cuatro o cinco días, después estirará las cuatro patas, poniéndose tieso y separándolas entre sí. Los cachorros con menos de una semana, no pueden ver ni oír bien todavía, pero reaccionan ante los ruidos fuertes. También producen los chillidos fuertes, chillando y gimoteando si se sienten abandonados con el fin de atraer a la madre.

De la 1ª a la 3ª Semana de Vida

En cuanto se abren sus orejitas, los cachorros comienzan a reaccionar ante los sonidos, y aunque no pueden ver con claridad hasta que cumplen más o menos cuatro semanas, intentan ya seguir con los ojos la luz y el movimiento de los objetos.

Los cachorros suelen empezar a moverse con cierta soltura a las tres semanas de edad más o menos, caminando en vez de arrastrarse, y alternan breves períodos de actividad con prolongados períodos durante los cuales duermen profundamente.

De la 3ª a la 6ª Semana de Vida

Con cinco semanas, los cachorros pueden ya oír, ver y olfatear como perros adultos, aunque sólo logran concentrar su atención durante lapsos muy cortos. El destete se inicia normalmente a las tres semanas más o menos, momento en que la secreción láctea empieza a decrecer y la madre a rechazar progresivamente a los cachorros que intentan mamar.

El destete se prolonga normalmente hasta la quinta o sexta semana, y es para los cachorros la primera y más importante lección de convivencia social de su vida, ya que los enseña a soportar la frustración que conlleva el que su madre les niegue el pecho cuando ellos sienten que lo necesitan.

También aprenden mucho jugando con sus hermanos y con la propia madre, pues esto les permite adquirir conciencia de que son perros. Muchas posturas utilizadas en el juego y gestos faciales son adquiridos precisamente en esta época de su vida.

De la 6ª a la 12ª Semana de Vida

En esta época de su vida, resulta muy esencial la intervención humana. La socialización (proceso durante el cual el cachorro aprende a comportarse con los humanos y con otros perros) debe tener lugar a esta edad. Acostumbrarlo, o exponerlo de forma gradual a todos los elementos y cambios que se producen habitualmente en el entorno resulta esencial también.

Un cachorro debidamente socializado y familiarizado con el entorno se convierte en un adulto seguro de si mismo, feliz, equilibrado y obediente sean cuales sean las circunstancias o los lugares a que deba enfrentarse en el futuro.

A partir de este momento, los cachorros empiezan a recabar enormes cantidades de información sobre el mundo que los rodea. Ya se mueven con soltura, coordinando perfectamente sus movimientos, y pueden tanto correr como saltar y revolcarse. Es ahora cuando más necesitan del juego con sus hermanos y con los humanos para aprender normas de conducta social, y cuando clavan sin cesar sus dientes punzante como alfileres para averiguar qué elementos del mundo que los rodea son seres vivos y cuáles meros objetos inanimados.

Normalmente, después de la séptima semana el cachorro ya está completamente destetado y es capaz de ingerir por sí mismo todo el alimento sólido que necesita para satisfacer sus necesidades nutricionales. Con ocho semanas está preparado para separarse de su madre y de sus hermanos de camada, aunque muchos permanecen junto a la madre hasta que cumplen las diez o doce semanas de vida.

Entre Los 3 y Los 6 Meses de Vida

EN esta época, el perro adquiere gran masa muscular y ósea, preparándose para la pubertad. Entre la 18 y la 20 semana de vida, más o menos, se le caen los dientes de leche y aparece la dentición permanente. Este proceso marca definitivamente el final de la infancia propiamente el final de la infancia propiamente dicha.

El perro experimenta sin cesar diferentes conductas sociales, y tal vez incluso empiece a ensayar comportamientos sexuales, intentando montar cojines, otros animales o a los seres humanos. Puede también entablar juegos competitivos (de fuerza, posesión, etc..) destinados a averiguar cuál es el perro dominante. Por medio del juego aprende a comunicar sus sentimientos y también a asumir y averiguar su propio estatus social.

A esta edad es bastante habitual que los cachorros empiecen a mostrarse extrañamente miedosos, expresando temor ante objetos o personas con los que ya estaban familiarizados. En estas circunstancias, de la reacción del propietario dependerá que esa aprensión se venza o se perpetúe. Obligarle a enfrentarse a lo que teme por la fuerza puede provocar que siga temiéndolo de por vida.

Entre los 6 y los 12 Meses de Vida

Estos meses representan la adolescencia del perro. A esta edad las hembras tienen su primer celo y los machos alcanzan la madurez sexual. Puede ser una época de tanteo entre el perro y su propietario, ya que las relaciones sociales tal vez se replanteen por completo. Algunas hembras parecen sufrir cambios repentinos de humor antes, durante o después del celo, y tal vez se muestren reacias a permitir que otros perros se les acerquen.

Los machos suelen empezar a levantar la pata para orinar entre los 6 y los 12 meses de su vida. Lo hacen para delimitar su territorio y para enviar a los otros perros información cifrada en en señales olfativas sobre su situación social y sexual. Sus encuentros con otros perros pueden empezar a estar presididos por sentimientos de rivalidad, aunque no se suele llegar a la agresión física, y con frecuencia pretenderán montar a las hembras o a los otros machos intentando convertirse en el macho dominante.

Los dientes de adulto aparecen entre los 6 y los 10 meses de edad, y es posible que el perro sienta un deseo irresistible de mordisquear, intentando aliviar así la tensión en sus encías. Es conveniente proporcionarle abundantes juguetes y mordedores para evitar que rompa cualquier otra cosa.

Entre 1 año y los 4 años

Aunque suelen alcanzar la madurez sexual entre los 6 y los 14 meses, los perros pueden continuar creciendo y desarrollándose psicológicamente durante durante mucho más tiempo. Los perros miniatura tienden a madurar más deprisa que los grandes, y sobre todo si se trata de razas gigantes como el Terranova y el Mastín del Pirineo, que a veces no pueden considerarse propiamente perros adultos hasta los 3 años de edad.

La madurez psicológica, por su parte, tarda a veces mucho en alcanzarse por completo. Los propietarios de razas tan exuberantes como el Boxer, por ejemplo, se preguntan con frecuencia si su perro no piensa hacerse mayor nunca. En esta época, los perros siguen aprendiendo y estableciendo roles tanto en el entorno familiar como en sus relaciones con otros perros.

El Perro Anciano

Anciano es un termino bastante relativo en los perros, ya que la vejez depende en gran medida de la raza, de su estado de salud, su forma física y de la actitud de su propietario. Para un perro activo, sano y en forma, envejecer puede significar simplemente ir relentizando poco a poco su ritmo de vida.

Muchos perros viejos disfrutan todavía de los paseos, jugando con sus amos y relacionándose con los miembros de la familia. Tal vez duerman más horas y más profundamente que antes, y también es posible que necesiten salir más a menudo, ya que los riñones, junto con el hígado, son los primeros en resentirse a causa de la edad. Además de esto último, la pérdida de peso puede ser el primer síntoma de un problema renal o hepático, por lo que conviene estar alerta.

Entre las molestias asociadas a la vejez destacan la artritis y la pérdida de flexibilidad en las articulaciones y la espina dorsal. El sobre peso agrava individualmente cualquier problema geriátrico, por lo que es fundamental prevenirlo.

Algunos perros desarrollan una dependencia patológica con respecto a sus dueños al llegar a la tercera edad; aúllan o lloriquean cuando los dejan solos y se desazonan enormemente cuando no están en contacto con la familia. Esto puede ser síntoma de una degeneración generalizada o simplemente de sordera progresiva, y debe ser revisado por el veterinario.

Los perros a veces padecen un trastorno que podríamos denominar demencia senil, caracterizado por la progresiva desorientación y pérdida de memoria. Actualmente existen medicamentos capaces de aliviar estos síntomas, y no es mala idea consultar al veterinario, que tal vez pueda recetar a su perro algún medicamento que contribuya a hacer los últimos años de su vida tan dulces como merece.

Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com


Centro Veterinario Leuka