HORARIO

Centro veterinario desde el año 1983
HORARIO: Lunes a Viernes: 10:00 a 14:00 - 17:00 a 20:00 // Sábado: 10:00 a 14:00 // Domingo y Festivo: 11:00 a 13:00 - Urgencias veterinaria 676 086 086

Síguenos

21 octubre, 2015

Adaptación del Perro al Nuevo Hogar



Si la socialización del cachorro fue correcta, lo más probable es que entre en su nuevo hogar sin temor alguno, puesto que ya conocerá cómo es una casa y simplemente deseará explorar la casa nueva. Si éste es su caso, déjele explorar a sus anchas, pero sin perderle de vista ni un instante.

Dos minutos hablando por teléfono o estar en la cocina bastan para descubrir que el cachorro ha mordisqueado un cable eléctrico, ha saltado por una ventana o se ha tragado cualquier objeto peligroso mientras usted le daba la espalda. Como nadie tiene ojos en la nuca, lo mejor es aislarlo de algún modo en un lugar para que duerma o juegue a sus anchas mientras usted está ocupado.

Un Refugio Seguro

Una Jaula o Caseta de interiores especial es ideal para aislar al cachorro de cualquier peligro, pero si no posee una puede crearle una especie de parque, o corralito con rejillas de aislamiento. Los cachorros suelen alternar períodos de intensa actividad con períodos de sueño profundo.

Para acostumbrar al perro a quedarse solo en su corralito algún que otro rato, espere hasta verlo agotado de explorar, o incluso a que se quede dormido, tómelo en brazos y llévelo con mucho cuidado a su cama, instalada dentro del corralito. Deje que duerma en este refugio seguro y aproveche este rato para ocuparse de si mismo antes de que el perro se despierte y comience de nuevo a batallar.

Mandarlo a Dormir

Si ha logrado que el perro permanezca solo en su jaulita varias veces al día, será mucho más fácil mandarlo a dormir. Sólo a usted corresponde decidir dónde va dormir su perro, pero si comparte su cama con ese cachorro de Labrador tan mono y tan pequeñito no olvide que será un verdadero peso pesado del día de mañana, y tal vez se arrepienta de haberlo dejado adquirir esa costumbre.

Los perros son animales sociales y a algunos cachorros les resulta muy duro dormir solitos durante las primeras noches en la nueva casa. En este caso, llorarán y chillarán para que venga a consolarlos. Si logra meterlo en una jaulita o en un cajón con los bordes altos con una manta doblada en el fondo, puede tenerlo en su habitación para no estar preocupado pensando en que le puede pasar algo mientras usted duerme.

A los cachorros no les gusta ensuciar su cama y, si no puede salir para hacer sus necesidades , normalmente hacen ruido para que lo saquen, dando tiempo al propietario a levantarse y llevarlo a donde corresponda a toda prisa para evitar accidentes.

Si no le gusta que el cachorro duerma en su habitación, prepárele una cama confortable y acogedora en la cocina o una habitación vacía, y déjelo ahí, en su camita y su corralito, pero no acuda a consolarlo cada vez que lo oiga gimotear, o estará enseñando al cachorro a manipularle.

Muy pocos cachorros pueden pasarse una noche entera sin hacer pipí, así que tendrá que ponerse el despertador y levantarse durante la noche para sacarlo o hacer sus necesidades, o limpiar todo por las mañanas, pero eso último hará que tarde más en aprender cuál es el lugar correcto para aliviarse.

Adaptación del Perro Adulto

Para un perro adoptado, las primeras horas en una nueva casa pueden ser traumáticas. Llévelo fuera de la casa animándole a hacer sus necesidades, y después entre con él en la casa y déjele observar todo con mucha tranquilidad, enseñándole una parte de la casa cada vez, para que no eche a correr como un loco por todos lados, sobreexcitado. Si no quiso hacer sus necesidades al principio, esté pendiente de él y sáquelo con frecuencia, acabará sintiéndose suficientemente tranquilo para aliviarse.

El problema más habitual de los perros adoptados o rescatados de la perrera es que no soportan bien que se les deje solos en casa. Es muy importante dejarlos solos durante cortos períodos en una zona tranquila y segura, con su cama y sus juguetes, los primeros días. Esto, unido a la paciencia y un buen estímulo, le ayudará a sentirse cada vez más seguro, que es lo que más necesita.

Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com

Centro Veterinario Leuka


Urgencias Veterinaria 676 086 086